miércoles, 28 de octubre de 2009

Cuidamos nuestra voz

El lunes 26 de octubre me operaron de las cuerdas vocales. Ahora debo estar un tiempo de baja y cuidando mi voz, bueno más bien, no utilizándola, en principio son 7 días de reposo vocal absoluto y luego empezar de nuevo poco a poco. Tan sólo llevo 2 días y se hace duro el no poder expresarte como debieras, el no poder llevar tu vida con normalidad porque la sociedad no está preparada. Ahora es cuando te das cuenta de lo fundamental que es la voz en nuestra vida y más aun para los maestros, por eso os animo a cuidarla y protegerla, porque si nos falla, fallamos también nosotros en nuestro trabajo. Aquí una pequeña reflexión de los CUIDADOS DE LA VOZ.


En cuanto a la población infantil, las estadísticas muestran que el 30-40% de la población infantil en edad escolar presenta disfonía, que viene debido a un aumento del tono de voz, ya que creen que al elevar el volumen pueden imponer o hacerse valer más, pero esto se soluciona generalmente con la pubertad que suele traer por sí sola la solución al problema cuando la voz cambia y la laringe crece. Aun no necesitando operación quirúrgica es recomendable que le enseñemos normas de higiene vocal: articular bien las palabras, a realizar respiraciones tranquilas, a no agotar el aire mientras hablan, a respetar el turno de palabra...




Como ya he dicho, la voz, para muchas personas es además una herramienta esencial en su trabajo diario.Sin embargo no cuidamos de tan preciado bien como debiéramos. Los especialistas aseguran que las patologías de la voz siguen aumentando año tras año. A día de hoy, el 5% de la población española sufre algún trastorno de la voz que requiere atención médica. Profesores, cantantes, actores, locutores, conferenciantes o teleoperadores, entre otros, son los profesionales que presentan un mayor riesgo de padecer estos trastornos. Pero, sin lugar a dudas, el primer puesto lo ocupan los profesores de colegio, para los que la disfonía es la causa más frecuente de baja laboral.


Los trastornos de la voz suelen aparecer más frecuentemente entre los 25 y 45 años y ligeramente más en mujeres que en hombres. Su aparición suele venir acompañada de determinadas circunstancias como la falta de sueño, hablar más de cuatro horas diarias, carraspear y toser en exceso, el ruido y la sequedad ambiental, el humo y el consumo de alcohol. Evitar estos factores de riesgo es fundamental para prevenir estas afecciones.




¿Qué podemos hacer para prevernirlo? Aquí unos pequeños consejos que nos vendrán a todos bien.




DECÁLOGO PARA EL CUIDADO DE LA VOZ
Evitar el ruido ambiente.
Es lo que más perjudica a la voz puesto que obliga a hablar con un volumen que supere ese ruido.


No hablar por encima de nuestras posibilidades.Cada persona tiene una resistencia, que cuando se sobrepasan estos límites aparece la disfonía y la predisposición a padecer enfermedades vocales. Por lo general, se puede hablar cuatro horas diarias y cantar dos.
Utilizar bien los recursos vocales.Cuando se notan las venas del cuello al hablar, significa que se grita o que se agota el aire de los pulmones.
No fumar.El humo del tabaco es el principal elemento tóxico, puesto que además de irritación provoca sequedad.
Mantener una buena hidratación.Las cuerdas vocales necesitan estar bien lubricadas con una capa delgada de moco. Para ello, lo mejor es beber al menos 1,5 litros diarios. Para los maestros aconsejan llevar siempre un botellín de agua en el bolsillo y beber mínimo cada 15 min un trago de agua. Además es bueno chupar caramelos de vez en cuando evitando los de menta que resecan aún más, son muy recomendables los de limón y los de miel. En cambio, las bebidas alcohólicas y con cafeína disminuyen la lubricación que las cuerdas vocales necesitan. Un ambiente seco también complica la situación y ciertos medicamentos, como los antihistamínicos, los antidepresivos y los antihipertensivos, provocan sequedad de la mucosa.
Dormir lo suficiente y evitar los gritos y las tensiones psicológicas.Durmiendo menos de 6 horas llega el cansancio vocal y la predisposición a sufrir lesiones. Con los gritos pueden aparecer nódulos y con la tensión una mayor posibilidad de lesión.


Evitar aclarar la garganta (carraspeo) y no toser con fuerza.La forma más segura y eficiente de aclarar la garganta es seguir una estrategia muy sencilla: respirar lo más profundamente posible, manteniendo la respiración por un momento y produciendo una “H” silenciosa y forzada mientras se exhala el aire.
Hablar poco en caso de laringitis.De no ser así pueden aparecer hemorragias y otras lesiones estructurales.
Buena salud general, ejercicio y alimentación equilibrada.Con un buen estado de salud general se opone una mayor resistencia al esfuerzo vocal.
Acudir al otorrinolaringólogo.Las alteraciones de la voz que duran más de 15 días suelen reflejar una alteración estructural en las cuerdas vocales que puede incluso llevar a la aparición de neoplasias (cáncer glótico). En estos casos siempre hay que consultar con un otorrinolaringólogo.






Espero que estos consejos nos sirvan a todos y para mí la primera, a ver si predico con el ejemplo.


Un saludo mudito.

4 comentarios:

surcos dijo...

Cuídate mucho y ármate de paciencia para ser fiel a las indicaciones del médico.
Un besazo y que te vaya todo muy bien.

María dijo...

Silvi... Ánimo cielo, se que es duro y más para una persona que es vivaz y parlanchina de naturaleza! Ya verás como en seguida se pasa todo y volvemos a tener nuestras charlas profundas. Jiji.

Un besazo y cuidate muchooo

Toni dijo...

Madre mia q va a ser de ti sin hablar tanto, jejeje ( es broma) ponte bien pronto y sigue todos los consejos del medico y recuperate. Un besazo y un abrazo pirata

Silvia dijo...

ya ves, con lo muda que naci yo.... jiji, pero bueno tengo mi super pizarra que la llevo loca de tanto escribir, asi practico para coger agilidad con el rotulador y la tiza, jiji. Muchas gracias por los animos y preparaos que cuando pueda hablar me voy a desquitar que no veas....